En muchos casos, las personas que padecen obesidad mórbida no tienen demasiadas opciones para combatirla, fundamentalmente porque la opción más conocida – cirugía de la obesidad ( con las diferentes técnicas que incluye este concepto como el bypass gástrico, tubo gástrico o banda gástrica, etc..) deja de ser una opción cuando el paciente presenta tales comorbilidades asociadas a la obesidad, que la intervención quirúrgica no es factible por los riesgos que supone el operar un paciente de esas características.

En esos casos: ¿Qué opción existe?

Hasta hace poco ninguna…. hasta que se empezó a tratar la obesidad con el Bypass Gástrico Externo también conocido como Método Aspire. Hoy en día el Bypass Externo es la única opción para tratar a este colectivo de personas que  padecen un grave problema de obesidad y que no pueden tratarlo.

El Bypass Externo ha demostrado ser efectivo en pacientes con obesidad mórbida y supermórbida con resultados medios de pérdida de exceso de peso  de un 63%.